Perdidos al vernos


(A Rosella Lilibeth Carreón)



Vamos caminando, cansados y temerosos
a donde nos lleve los vientos del destino;
con cada paso, llenamos nuestros dolorosos
corazones con nostalgia del amor divino…

Tal como los cometas luminosos
que cruzan orgullosos
sin chispear por el cielo vespertino
para no poder confundir su camino…

A veces que se entrecruzan los destellos,
con gran tranquilidad serena,
los astros escondidos detrás de tus cabellos…

¡Nuestros ojos se cruzan con una mirada
y en nuestras pupilas se ve la desnuda pena
de tu alma nerviosa y de mi alma desolada!

(Santa Ana, CA - Septiembre 2009)

0 Comentarios: