La clásica distancia



«Tenemos que luchar, sufrir, para que esto perdure... olvidémonos de la distancia...» dije silenciosamente, «la distancia solamente será una prueba de que tan lejos nuestro amor puede llegar...» Podríamos sobrevivir con cartas, e-mails, y silenciosas llamadas telefónicas, de las que duran un instante. Los meses no importan, los días son los que no aguanto, cuando las horas se convierten en minutos y estoy un segundo lejos...


Abramos nuestros corazones y mantengamos la esperanza, hay que pretender que estamos cerca: ¿Recuerdas cuando nos conocimos? Sonreías al mirarme a los ojos, ¿acaso todavía lo recuerdas? ¡deja de pretender que jamás te importe! Creo que ya no hay nada que se pueda hacer cuando todo está perdido ante la distancia...

Cuando todo lo que necesitamos es un milagro, es mucho que pedir cuando ya no hay atracción. Los kilómetros ya no se hacen cortos cuando hablo contigo. Cuando la química falla por los kilómetros... ya no hay nada que hacer cuando todo se acaba...

La realidad desmiente la teoría del amor de lejos: «No midas la distancia, mide mi amor...» pero tu amor se hizo corto con mi ausencia y tus sentimientos se fueron alejando. Aún existen los sueños, donde no existen las distancias y donde mi amor es tan inmenso que hace sentirme cerca de ti...



© Elvis Dino Esquivel
(Golfo Pérsico – Septiembre 2006)


Imagen: Mario Sánchez

0 Comentarios: